NOTICIAS

En este blog, nos gusta mantenerte al día de las cosas que pasan y hacemos en Ego Osasun. Si aun no nos conoces y te interesan los temas de salud, quiromasaje, osteopatía, masajes y deporte te recomendamos que pases de vez en cuando por esta sección o  nuestro facebook e instagram y si además eres cliente siempre puedes recibir nuestras noticias en tu correo electrónico.

  • Eduardo Gómez

Claves para empezar a correr desde cero

Correr puede cambiarte la vida. Te indicamos cómo empezar y sus claves más importantes para que lo disfrutes y se convierta en una fantástica rutina que no querrás dejar.

Empieza el buen tiempo y desde esta misma semana alargan los días. Es el momento perfecto para cumplir el propósito de empezar a correr, y si no sabes cómo hacerlo, desde Ego Osasun queremos darte las pautas principales a tener en cuenta.



No le des más vueltas, corre. La mejor forma de empezar es atarse los cordones de tus zapatillas y correr. Una y otra vez, hasta convertirlo en un hábito. Al principio, sin ponerte metas de ritmo o distancia. Limítate a aguantar corriendo el tiempo que te propongas. Asegúrate de que sea realista y se adapte a tu estado de salud y forma física. Si ambos son buenos, podrás comenzar con 20 minutos tres días a la semana, para pasar luego de tres a cuatro días, prolongar después la carrera a 25 minutos… y así sucesivamente.


Calienta siempre. Compórtate como un auténtico corredor desde el primer día: dedica tiempo al calentamiento y al enfriamiento. Si calientas bien resulta mucho más fácil tanto arrancar a correr como resistir. El calentamiento pone el sistema neuromuscular a punto para el esfuerzo, al activar un mecanismo por el cual el cerebro les transmite a los músculos cómo contraerse. El cuerpo empieza a producir en masa las enzimas que queman grasas, propiciando así un funcionamiento más eficiente del sistema aeróbico. El enfriamiento, a pesar de no ser tan indispensable como el calentamiento, permite al cuerpo ir reajustándose de forma gradual al estado de reposo.


Cuestión de técnica, Desde el primer momento deberías procurar mantener una técnica de carrera adecuada. Tanto si ya practicabas antes otro deporte como si te pasabas la vida tumbado en el sofá, lo normal es que tardes un poco en pillarle el truco al running. Pero si empiezas con calma, lo conseguirás. Una estupenda forma de hacerlo es seguir un plan de entrenamiento que combine la caminata y la carrera. Se aconseja comenzar corriendo tres minutos y caminando uno, e ir alternándolos hasta completar los 20 minutos de sesión. Si eso no te resulta cómodo, puedes probar a caminar cuatro minutos y correr dos.


Explora, y si es en compañía, mejor. Descubrir nuevas zonas te animará, también probar distintas superficies. Lo mejor para los principiantes es ir combinando varias: asfalto, pistas de tierra, hierba, cintas de correr o cualquier alternativa a tu alcance. Ve alternando y si es acompañado mejor. Entrenar con alguien aumenta las posibilidades de hacer todas las sesiones. En primer lugar, porque cuando vas charlando eres mucho menos consciente del esfuerzo que haces al correr. Además, saber que hay una persona esperándote es la razón perfecta para no quedarte en casa


No tengas prisa. Cuando te sientas cómodo corriendo 20 o 30 minutos a ritmo exigente (con un nivel de esfuerzo menor de 6 sobre 10), podrás aumentar la duración de cada sesión o el número de sesiones semanales. Pero solo una de las dos opciones. La regla de oro es no subir ni tiempo ni distancia en más de un 10% por semana. De lo contrario puede llegar a cansarte y sientas ganas de dejarlo. Piensa siempre en el motivo por el que decidiste empezar a correr y tenlo muy presente, conviértelo en una motivación para seguir corriendo. No te desanimes si tienes una mala sesión. Unos días te sentirás muy bien y otros no tanto. Pero piensa que el éxito no lo determina una sola sesión, sino la suma de todas.


Motivación al poder. Haz seguimiento de tus entrenamientos, la duración, los kilómetros que has hecho, si ha requerido de un entrenamiento especial, etc, así como el esfuerzo que te ha exigido, la comida y la bebida que has consumido antes, durante y después, las condiciones climáticas, las sensaciones que has tenido… todo es importante para que vayas teniendo control de lo que mejor le sienta a tu cuerpo. Utiliza elementos que hagan mas llevadero el entreno, por ejemplo escuchar tu playlist favorita. Si te gusta correr con música, lo importante es que optes por auriculares especiales, que no te aíslen del ruido exterior, para ser siempre consciente de lo que está pasando a tu alrededor: percibir vehículos, voces de alerta de otras personas o sonidos...etc.


Ánimo, no le des más vueltas y sal a practicar estos consejos que te damos. En Ego Osasun llevamos ya tiempo preparando a runners para carreras y todos empezaron desde cero como tu para convertirlo después en la mejor de sus aficiones e incluso profesiones en algunos casos.



#running #runners #desdecero #claves #empezar #correr #egosasun #salud  #osteopatía #masajes #deporte

113 visualizaciones